22 mayo 2009

.. en Casa de América (II)



Hoy os muestro LAS FOTOS (de Alfredo, de Arantza, de Rosa, de Carla)...




... Y MIS AGRADECIMIENTOS, que extiendo a todos los lectores de este blog:

Buenas tardes, mi nombre es Milagros.

Es inevitable hoy comenzar este acto con unas palabras dedicadas al poeta que acaba de dejarnos, el que me abrió las puertas de la poesía, con aquellos versos que clavé junto a mi cama en mi adolescencia, la frase a la que asirme cada amanecer: “tiendo mi mano y estoy sola, pero estoy más sola cuando no la tiendo”, gracias Mario Benedetti.

Y ahora sí, quiero agradecer a nuestros anfitriones, la Casa de América, por ofrecer este espacio, a la Casa de Zacatecas por su apoyo, a todos los participantes directos: Miguel Marinas, Julio Trujillo, Fernando del Castillo, Toya Arechabala, Marcelo Galván y Gema Aparicio (que está por ahí detrás) y a todos los miembros de la tertulia 90 lagartos. A los indirectos que son todas las personas de mi entorno que silenciosamente hacen que cada día pueda seguir mi camino.
A todos y cada uno de vosotros que hoy llenáis esta sala, sin los que nada de nada tendría sentido.
Y final y especialmente a Alejandro a quien tanto le agradezco que se cruzara en mi camino. A todos os invito a disfrutar de este momento como él mismo lo haría.

Pensé en este acto para dar a conocer en España los dos últimos libros de Alejandro Aura, y para que los muchos amigos que aquí hizo vieran como se cumplió su voluntad con respecto a sus cenizas.

Quiero presentar, en primer lugar, a Marcelo Galván, que va a hacer de maestro de ceremonias. Él trabajó con Alejandro, y fue inolvidable la lectura en voz alta de Pedro Páramo que realizaron juntos al poco tiempo de llegar Alejandro a España.
Buceando en el pasado de Alejandro en estos meses he comprendido que veía en Marcelo al joven inquieto que él mismo había sido.
Marcelo, muchas gracias ….



Todo lo que pasó en .. en Casa de América ..

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada