19 febrero 2010

Felicidad de la bella gente IX



IX


Como un ariete
el sol dio en mis espaldas;
hundí en los hombros
la memoria,
sentí pasar
el cuerpo enrojecido del día,
mi frente se perló de magia.

Seré dueño del mar,
pondré soles
en lo más oscuro del mar.


Escúchalo en voz de Simón Guevara Aura:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada