02 febrero 2009

Don de la avaricia



DON DE LA AVARICIA

Hay veces que todo se tiene que medir con un gotero
porque peligra el caudal;
los edificios se derrumban,
las estatuas pierden su pie de piedra,
se caen las pirámides de frutas;
no tenemos asunto de guardar
ni día festivo:
hace el sol su aparición triunfal todos los días
y nuestra danza empieza;
se resbalan los trajes del ropero;
somos los mismos que firmamos en blanco:
amaneció y nos damos prisa,
Marta se reía y lavaba ropa,
sonaba fuerte un radio viejo;
se hunden las cortesías, la mano amiga,
el corazón solapado en soledad neutral;
tiene dificultad sobrevivir, es cierto, pero
por qué;
se desploma el solar del apellido
y se queda donnadie el que tenía.
Peligra el mundo, hay que contar con un gotero,
porque el avaro cuentachiles
quiere la luna en su bolsillo.
Pero pobre,
es justo,
que la tenga.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada