22 febrero 2009

Tres cosas (II)


TRES COSAS

II

Ay del que no sabe escuchar
el susurro casi imperceptible
de las almas humanas;

entre el aire y los ojos
andan sus palabras

y se posan como semillas de árbol
en los caracoles cándidos
de la buenaventura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada