24 abril 2009

Canción de la desnuda



CANCIóN DE LA DESNUDA

En plena luz
vi a una mujer que se quitaba la ropa;
el lugar era áspero
y tuvo vida con su cuerpo.
Es verdad que la historia no me importa;
no me importan los hombres del futuro.
Si pudiera dejarles una flor viva.
Me volveré loco de tener la vista y el tacto
a esta intemperie, ¿lo ven? Se pasará,
se pasará esta suerte. Tomen mi decisión,
¡hagan algo con esto! Ni mis choznos
de mi sangre mía
alterarían mis horas, ni las suyas,
con el sol que vivo.
Deberán hacer una máquina también
que registre latidos como éstos.
No me importa la historia, vuelvo:
en plena luz vi a una mujer desnudarse,
activa y presente se quitaba la ropa;
no me importa, de veras, la historia no me importa;
que me condene la razón
¿y qué?, a la una vi las frutas de la tierra
y recibí los castigos y los premios, vaya,
igual que todos. Yo los recuerdo bien, los imagino
bien; pero no me importa;
de las cosas que haya
prefiero el cuerpo de la que se desnudaba
con su luz tan propia
y tan humana.


Escúchalo en voz de Marta Aura:


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada