24 julio 2009

Paso de paseo (V)



V

Así, mi compañera de la falda de serpientes
y yo,
mi compañera de cuatrocientos partos
y yo,
mi compañera de piedra, mi compañera de carne,
mi compañera de agua, mi compañera
y yo, Yoyontzin,
embelesados,
cruzamos la glorieta de pasto y escalinatas remozadas
del ángel equilibrista
y nos internamos por callejas menos populares.
El sol con discreción guardó sus armas,
bajó y recolectó sus resplandores y cardillos,
fue ritualmente perseguido, y se perdió.
Encendí entonces la luz de los labios de mi compañera
y se levantaron las ámpulas de lumbre de sus pechos.
Fuimos iluminados así para continuar el recorrido
por el cuerpo infinito de mi amada.


Escúchalo en voz de Marta Aura:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada