08 abril 2010

.. en las toronjas


Allá, en España, les decimos pomelos y tiene fama de ser excelente fruta. Yo comencé a tomarla por y con Alejandro. Las vi en el mercado de Hidalgo ayer, no tomé foto, ni supe traerlas a casa, a ver si mañana.
Es que Alejandro, ante mis ojos atónitos, las preparaba de una manera especial, la partía en dos y urgaba en cada gajo con un cuchillo de punta curva para sacar la pulpa, que colocaba en un plato, del que yo comía con gusto y extrañeza de tanta delicadeza y generosidad. Me la ofrecía como si me ofreciera un poema, y así la paladeaba yo.

Prometo una foto de su apagado naranja y redondez generosa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada