09 abril 2009

.. en la Semana Santa, bajo nuestro balcón

Los tambores, las trompetas golpean mi pecho más que nunca, por tu ausencia. Todas las Semanas Santas las pasamos en Madrid, la ciudad se queda tranquila y las carreteras se vuelven locas.
Como ya contaste no pasa la procesión por delante de nuestro portal, y anoche al oír los redobles como ratón de Hamelín seguí sus pasos, pero nada más podía verte a ti y oírte a ti.

Ahora acudo a tus palabras para describir la procesión, busqué en tu blog “Semana Santa”. Y me traje estos pedazitos del 2007:

Ya están anunciando las procesiones de Semana Santa. De la iglesia de Medinaceli que está a cuadra y media, sacan la imagen venerada y la pasean por el barrio en un espectáculo que todos los años he visto desde la ventana. Ah, si lo vinieran a ver con nosotros mis amigos. Los aromas del incienso, rumbo al cielo, en donde son tan apreciados, ascienden por este tercer piso y untan su místico mensaje en los balcones. La procesión avanza con tal lentitud que pareciera que cuando acabe va a quedarse todo quieto hasta que vuelva a ser Semana Santa. Estaba calculado que cupiera exactamente en el espacio que quedaba libre entre los coches estacionados y la acera contraria; pero ahora, este año, ¡qué holguras va a tener! Van a poder mover para un lado y para otro al Cristo, cuyos costaleros hacen la faena con precisión y alegría al son de las solemnes músicas que acompañan su frente coronada de espinas y su sangrado rostro y no faltará quien le cante una saeta sin tener que sacar medio cuerpo entre los coches. Qué distinta va a ser este año la procesión. Volverán a salir todos los vecinos y esta vez habrá espacio hasta para invitados y curiosos que aplaudirán los pasitos retozones que hacen que la imagen dé la impresión de que se atreve a bailar de gusto. Un poco de paganismo, digo. Estamos en Madrid.

Del 24mar2007 en Procesión en calle nueva

Muy bonita calle nos dejaron con las obras de remodelación del barrio, que ni qué, pero confieso que anoche me sentí frustrado cuando supe que no pasaría por aquí la procesión del Señor de Medinaceli que ha pasado todos los años anteriores y que yo suponía que ya tenía esta ruta desde los tiempos de Lope, por lo menos; que porque todavía no están terminadas las obras de Puerta del Sol y eso los obligó a hacer otro recorrido, decía la información. Me puse a imaginar el papelón que habría hecho si hubieran venido amigos a verlo desde mis balcones, como dije orgullosamente días atrás.

Del 27abr2007 en Carne en vigilia

Y este del año pasado me conmovió por el tono, como se ve en el título, está teñido de oscuridad como pocas veces:

23mar2008 en Lúgubre y lóbegro

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada