20 julio 2009

Paso de paseo (III)



III

Pero las casas no pasaron;
duras como cárceles las vimos desde afuera
contener presagios de desdichas, torres de penas,
ventanas de cuaresma carcelaria, sirvientas y señoras
ataviadas de colores desteñidos de humedad,
conspiraciones y proyectos, copas de vino envenenado
para que el rey se muera cuando se oculte el sol.
y volví a beber en la boca de mi compañera.



Escúchalo en voz de Marta Aura:


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada