12 enero 2010

Cate de mi corazón I



I


Gloria a la enorme boca
que nos devora.

Gloria a la garganta helada
que nos zampa.

Gloria al imponderable esófago
por donde resbalamos
a la lumbre eterna.

Si nos bebiéramos el alma
no alcanzaríamos gracia
ni perdón.


Escúchalo en voz de Simón Guevara Aura:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada