10 enero 2010

Olimpo me llamo VIII




Era marzo espléndido y humano,
era todo marzo a gritos;
marzo con el sol sudándonos la tierra.
Marzo, marzo y medio.

Uno de marzo: me llamo Olimpo.
Dos de marzo: cumplo 26 años para siempre.
Siete de marzo; cae la luna
a la mitad de la mañana;
aprendemos a callarnos con el universo.
Diecinueve de marzo: dueño de mi nombre
termino este poema.

Marzo, casa de los peces boquiabiertos.


Escúchalo en voz de Simón Guevara Aura:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada